TRAMUNTBIKE SEDUCE AL PORTAL TODOMTB.COM

En estos últimos años, el turismo activo esta de moda ya que el motivo principal del viaje es la participación en una actividad aprovechando el entorno.
Centrándonos en el mountain bike un deporte fuertemente ligado a la aventura y a compartir experiencias en un medio natural, cobra más importancia la acción que se realiza que el lugar en si, donde se desarrolla.


En cierto modo debería de ser así, pero en el caso de la crónica que a continuación os muestro, no es así.

El auge de las actividades deportivas y su vinculación con el turismo viene determinada por multitud de razones entre las que encontramos una “necesidad” de espacios abiertos y no contaminados, la búsqueda de adrenalina, el riesgo, nuevas experiencias, conocer otros lugares y si todo esto es en buena compañía mucho mejor.

El turismo activo ha cobrado día a día más importancia desde la acuñación del término durante los años 90 y se ha consolidado como una fuente importante de ingresos para empresas y especialmente para zonas, antes deprimidas, que han encontrado en este tipo de turismo una buena oportunidad de crecimiento y riqueza.

Cuando alguien nos comenta que inicia unas vacaciones, una de las primeras imágenes que nos venia a la mente, es playa, tumbonas al sol y chiringuitos, pero hoy en día hay muchas y muy diversas formas de disfrutar de unas buenas vacaciones y que mejor forma que hacerlo como mas te gusta, montando en bici.

Con esta premisa, nace TRAMUNTBIKE, una empresa que tiene como objetivo enseñarte Mallorca en mountain bike y en especial, la sierra de la Tramuntana.




La Sierra de la Tramuntana constituye la alineación montañosa más grande de Mallorca, un espacio natural extenso de gran valor ecológico. Tiene una longitud aproximada de 90 km, desde el cabo de Formentor en Pollença hasta el cabo de Sa Mola en Andratx.

Está alineación montañosa va de suroeste a noreste, con unos 12 kilómetros cuadrados por encima de los 1000 metros, donde anualmente se dan unos 14 días aproximadamente de precipitaciones en forma de nieve.

El litoral de la Sierra de Tramuntana es abrupto, con impresionares calas y unos pronunciados acantilados, todo ello unidos por unas pistas y senderos que como dice mi compañero, “no dejan indiferentes a nadie”, ¿Por qué? Por su piso de roca calcárea erosionada por los efectos del tiempo y el agua, dando lugar a profundos torrentes que se esconden bajo la vegetación.

La isla de Mallorca tiene innumerables elementos para seducirnos, paisajes, mar, playas, el clima y numerosos caminos que formaban una tupida red de comunicaciones entre pequeños rincones y la mas actual civilización. Este conjunto de senderos y pistas son aprovechados por los excursionistas, que encuentran los paisajes más espectaculares de Mallorca tras horas de actividad por ellos.
En este perfil nos encontramos nosotros y tras ponernos en contacto con Rocío Garzón y Toni Abrines, los artífices de “TramuntBike”, nos ponen los dientes largos, nos seducen con su proyecto y finalmente nos invitan a sus dominios para enseñarnos in situ todo lo que la isla ofrece para la practica del mas puro mountain bike.


DESTINIO MALLORCA

Ya tenemos vuelo, Toni se ha ocupado de todo. Finalmente quedo con mi compañero Ricardo en el aeropuerto de Barajas, terminal T4. Salgo a rodar por la mañana cerca de mi domicilio, no quiero arriesgar y que cualquier imprevisto me haga perder el vuelo. Mi compañero sale con un grupo de Pinto, han decidido hacer una de las mejores rutas que conozco, los Santuarios.

Ya de camino al aeropuerto, a eso de las 15:30 recibo un sms, “Te espero en la T4”.  Estamos en otra de nuestras actividades, buena compañía, mountain bike y Mallorca, muy mal se nos tenía que dar para aburrirnos, ¿No?

En esta ocasión no llevamos las bicicletas, Toni nos aconseja que usemos las que tienen preparadas para alquilar a los usuarios, y así lo hicimos. El hotel esta a unos 20 kilómetros y decidimos ir en bus.
Llegamos al Hotel, la primera impresión desde el exterior no hace justicia al interior del mismo. TramuntBike ha pensado en Todo, el hotel es impresionante y la habitación hace que sus 4 estrellas se queden cortas. Ya en el hotel quedamos con Toni, es hora de conocernos y que nos cuente que es “TramuntBike” y lo mas importante, que ofrece.



Tras una breve presentación, Toni nos amplia la información sobre el proyecto. La idea es muy clara, disfrutar de lo que nos ofrece la isla, mar, playa, paisaje, clima, todo ello enlazado por pistas y senderos impresionantes y perfectamente coordinado de forma profesional para sentirnos en un ambiente familiar, donde la actividad se ajuste al perfil de los clientes y no al contrario.

El cliente puede ajustar la actividad al tiempo, nivel  y presupuesto que disponga. Puede variar tanto en días como en recorridos e incluso puede contratar alojamiento, vuelo y transfer.
Otro tema muy importante es la disponibilidad de bicicletas de alquiler por menos de 30 euros, algo que nosotros lo apreciamos y mucho, debido a que los gastos de trasporte por bicicleta en los vuelos son mínimos 100 euros entre ida y vuelta.

Pero TramuntBike no se queda aquí. Traslados, guía, asistencia técnica, avituallamiento y un vehículo de apoyo si es necesario, para solventar cualquier imprevisto que pueda surgir en los días contratados.

La idea es buena y ya estamos metidos en el proyecto.  Vemos que lo tiene muy claro y le lanzamos varias cuestiones a ver si le pillamos con el plan B.

-¿Y si hace mal tiempo y no se puede acceder a los trayectos contratados?  

Aunque las condiciones meteorológicas son generalmente buenas, planeamos actividades alternativas a las previstas, si dichas condiciones no son óptimas. Optando por rutas más cortas y cercanas o visitas guiadas a puntos de la isla de Mallorca.


- ¿Y si no dispongo de 4-5 días o por el contrario quiero ampliar los días contratados?



No hay problema, tienes la posibilidad de contratar los días que quieras y ampliar días sueltos, es una actividad diseñada para cada perfil o grupo siendo modificable en cada momento o necesidad.


-¿Para que perfil esta pensado “TramuntBike?

Es importante que seas consciente, que lo que te proponemos en Tramuntbike está pensado para personas que conozcan el mountain bike. Por lo tanto si lo que buscas son paseos por la montaña o simplemente iniciarte en este mundo, nosotros no somos los indicados.

Con ello no queremos decirte que el producto que ofrecemos sea extremo o de alto riesgo. Solo que aunque estemos hablando de una isla, la Sierra de la Tramuntana puede ser muy exigente, por su orografía y piso.


-¿Qué tipo de bicicleta es la que nos recomiendas para los trayectos que vamos a realizar?


Sin duda una doble suspensión. Por la experiencia que tenemos, sabemos que donde mejor se encuentra cada uno es sobre su propia bicicleta y si esta es doble suspensión, mucho mejor. Teniendo en cuenta además que  estamos hablando de varios días, recomendamos que cada uno venga a rodar con su bicicleta.

Si por cualquier motivo finalmente decides venir sin bicicleta, ofrecemos un servicio de alquiler de bicicletas, poniendo a tu disposición máquinas de calidad para poder realizar las rutas sin problemas.
Ok, perfecto. Ya tenemos el prologo de lo que serán nuestros cuatro días en Mallorca. Hemos quedado a las 9 de la mañana y Toni nos recogerá en la puerta del hotel para iniciar nuestra primera etapa.


 DESPLIEGUE LOGISTICO.                                                                                                 

7:45, suena el despertador y sin perder tiempo, ducha rápida y a desayunar. La mañana empieza bien, me encantan los desayunos con cientos de cosas en el buffet donde mezclas y vuelves a mezclar productos y sabores. Salimos a nuestro punto de encuentro y allí esta todo el despliegue de Tramuntbike, un vehiculo totalmente equipado para trasportar a 9 personas y enganchado a el un carro con capacidad para trasportar hasta 12 bicicletas totalmente montadas y alineadas sin posibilidad de dañarse entre ellas ya que no estas apiladas unas con otras sino colgadas. Todo un acierto.



En ese momento conocemos a Adrián, uno de los compañeros habituales de Toni. La verdad que en un primer momento y tras ver las bicicletas que llevaban nos sorprendimos.  Una Specialized y una Trek, las dos preparadas para hacer enduro equipadas con neumáticos gruesos,  recorridos entre 160mm y 180 y un claro enfoque al lado oscuro del mountain bike. Si a esto le sumamos que entre sus equipajes no faltaban las protecciones, ufff… Esto se ponía interesante. No nos conocíamos, nosotros somos especialistas en la disciplina XC y a lo largo de estos años aplicados a las largas distancias, maratones y pruebas por etapas y los únicos saltos que damos son cuando hemos terminado y son para soltar piernas.

Mi compañero Ricardo esta más habituado a usar una doble suspensión, mientras que yo soy fiel a las rígidas donde el piloto tiene un margen de error más pequeño.

Pecamos de imprudentes, Toni nos aconsejo usar una doble suspensión y creímos exagerado su consejo, ya que llevamos muchos años, muchos kilómetros y las trianeras por las que hemos rodado en la península nos han curtido técnicamente hablando.





TOMANDO  CONTACTO.

Tras Realizar unos mínimos ajustes de aproximación de manetas de freno, nos iniciamos en lo que iba a ser nuestro primer día rodando por Mallorca. La salida desde el puerto, un sitio espectacular, es el anuncio de que iba a ser un buen día.

Soy malo recordando los nombre de los picos y pueblos por los que pasamos y a un que los tengo apuntado, creo que bombardearos con ellos es aburrido. Es difícil trasmitir las sensaciones que nos han causado estos cortos pero intensos  30 kilómetros. Con mas de 5 horas de ejecución y mas de 3 horas de pedaleo, nos ha sorprendido el terreno, no por su inclinación o desnivel, sino por su peculiar firme que en muchos casos nos ha puesto aprueba. Lo que en un primer lugar era cara de asombro por la invitación “obligada” a usar dobles suspensiones, se ha tornado en una petición de más recorrido en las dobles suspensiones que nos han preparado. En muchos de los casos nos hemos tenido que desmontar y en otros muchos hemos ido por encima de nuestras posibilidades poniendo a prueba en un duro test a las maquinas. El terreno como dice mi compañero, “No deja indiferente a nadie”. Algo que certifico.


 Tras una senda con tramos de dudosa ciclabilidad,  solo por pilotos con un nivel alto técnicamente hablando, obtenemos el premio, unas vistas espectaculares que nos recuerda que Mallorca tiene playa, pero también una impresiónate sierra, la sierra de la Tramuntana.

Toni y Adrián son especialistas en este terreno y eso se nota, en los tramos donde los escalones son protagonistas, reinan y hacen ridículas nuestras pedaladas. La cosa se iguala en pistas rápidas de bajada o de subida, donde se equilibra nuestro nivel.

En varias ocasiones realice instantáneas inmortalizando el momento y lugar por donde se bajaba, lo tenia que inmortalizar, para que quedara buena muestra de ello y de la técnica de nuestros anfitriones.
Con solo 30 kilómetros, la ruta ha sido intensa y muestra de ello es que ha sido ejecutada en 5 horas y 40 minutos (paradas incluidas). Hemos estado en tensión y solo al llegar al puerto, punto de partida, relajamos los brazos que han ido tirando más que las piernas en esta primera etapa.

En este primer día, hemos disfrutado,  una buena jornada en buena compañía y un paisaje impresionante.  Como anécdota, he visto a mi compañero Ricardo rodar por una plancha de roca en uno de los tramos más comprometidos que he visto por donde hemos pasado. Finalmente no ha pasado de ser más que una anécdota y el mismo sonreía tras verse en esta situación. Esta primera etapa, nos ha puesto sobre aviso y nos ha valido para recordar que hay bicicletas para cada modalidad y para cada terreno y es de ser inteligente modificar he incluso proveernos de lo necesario para asegurar nuestra integridad. Importantísimo minimizar riesgos innecesarios, has de saber que hay un material idóneo para tus salidas en mountain bike tengas el nivel que tengas en cualquiera de sus modalidades, XC, enduro, freeride, DH, etc.

El día no terminaba aquí. Toni nos informa que el hotel dispone de Spa y nos recomienda una sesión de relax. Dicho y hecho. Allí estábamos después de una dura jornada. Chorros, cambios de temperatura, saunas… Esto si es relajarse y mientras que estábamos “sufriendo” estos placeres, ya estábamos pensando en la cena, otro espectacular momento. No todo iba a ser dar pedales por una espectacular sierra y con unas vistas impresionantes disfrutando de un clima mediterráneo, je je je .


MAS Y MEJOR

El segundo día se nos presenta aun más interesante. Con puntualidad Británica, Toni nos espera en los aledaños del hotel. Nos traen las bicicletas limpias, eso es un servicio eficaz!!!

Salimos desde el puerto de Soller y empezamos una subida por pista que rápidamente enlaza con una buena trialera.  Realizamos una parada en el pueblo de Deya, las vistas son para la foto “recuerdo”.
En los tramos técnicos, nos vemos desbordados por los grandes escalones que a duras penas conseguimos seguir con ritmo constante. Vemos como las bicicletas que en un primer momento nos parecían excesivas, se nos quedan cortas en varios puntos y demandamos más centímetros de recorrido en la suspensión delantera. Hay una clara diferencia con el terreno y tramos técnicos a los que nos enfrentamos en la península.



Aquí el terreno es más agresivo y no hay alternativas para hacer más accesible un rodar, no hay vías de escape que nos hagan girar el manillar una y otra vez para salir victorioso de los numerosos escalones.


Estamos disfrutando el largo sendero que nos lleva al puerto, nos da ese punto justo que hace que cada obstáculo nos arranque un gesto de orgullo.




LOS DATOS REFLEJAN LA INTENSA JORNADA

Finalizamos a las 18:40 de la tarde, con poco más de 50 kilómetros, en un tiempo de 7:30 minutos y con 4:45 encima de la bici.

Los dos primeros días nos están haciendo mella y comenzamos el tercer día con un cansancio que se nota. Tras el desayuno que no perdonamos, nos disponemos a conocer a otros dos compañeros de Toni, hoy nos van a acompañar para mostrarnos el sendero “Bransom”.

El mountain bike es un deporte que se puede practicar solo o en compañía. Y si la compañía es numerosa mucho mejor.

Si la bici de Adrián ya nos parecía una doble suspensión en toda su extensión, las monturas de estos nuevos amigos no se quedan atrás. Esta muy claro del mountain bike que practican y han provisto a sus bicicletas de horquillas de suspensión con largos recorridos.



Comenzamos rodando y en breve el perfil apunta alto, muy alto. Subimos por una pista semi asfaltada que hace que nos tengamos que poner encima del manillar para que la bici no se levante.  Tras realizar una parada en el alto del cristo (Mirador donde hay un cristo muy parecido al de Corcovado).

Iniciamos un descenso por escalones que hace tensar todos nuestros reflejos. He de decir que nos llevan una ventaja considerable, no podemos seguirles y si lo hacemos es a cambio de regalar nuestra integridad física. He de decir que “pilotan” muy bien y en tramos muy técnicos ni se lo piensan, se lanzan e incluso lo hacen fácil.  En estos tres días, mi concepto de las dobles ha cambiado, realmente y en mi entorno, no las veo necesarias a no ser que el terreno te lo reclame, y la sierra de la Tramuntana lo estaba haciendo a gritos.

Tras una larga subida, nos enfrentamos al sendero que ellos han llamado “Branson”. Su nombre ha sido bautizado por que desde su inicio se ve la que es o fuera residencia de millonario Richart Bronson.

Impresionante. Es el tramo que mas me ha gustado de todo lo que he pedaleado por Mallorca. Curvas reviradas, peraltes, tramos técnicos y como final, la playa con un acantilado para tener un momento de relax. Un regalo para nuestros ojos. 

Realizamos una parada para reponer fuerzas e intercambiar opiniones sobre lo vivido durante los días que gracias a la profesionalidad de Toni y el proyecto TramunBike nos ha permitido conocer la isla y sus rincones.  Después de una intensa charla sobre bicis y valorar como esta el sector, llegan los cafés que retrasan la marcha y eso también es parte importante de ese proyecto, la convivencia y hacer del viaje algo mas que pedalear.



He de decir que ese día echamos de menos el Spa, culpa de ello, una terracita que nos capturo y no nos dejo marchar hasta consumir dos rondas de refrigerios. La jornada de hoy se acerca más al mountain bike que practicamos, pistas, bajadas rápidas y largas subidas donde invitas a quien te acompaña para ver la forma física de los que allí te rodean.

Nuestras pedaladas llegan a su fin pero todavía nos quedaba la mañana del último día. En esta mañana conocemos al binomio de Toni, Rocío, la persona con la que he tratado y culpable en cierto modo de que nosotros estuviéramos disfrutando de los días que estuvimos en Mallorca. Dejamos la mañana para dar un breve paseo por Palma, cosa que os recomiendo.

A las 14:00 teníamos que estar en el aeropuerto para volver a Madrid. Muy a nuestro pesar nos despedimos de Toni, del que nos llevamos un buen recuerdo, sin olvidarnos de Rocío, responsable del éxito de TramuntBike.

El futuro es ese periodo de tiempo en el que prosperan nuestros negocios, nuestros proyectos y nuestros amigos son  aquellos con los que hemos compartido buenos momentos los cuales nos han hecho participes de sus sueños e ilusiones.

Pedro Baltasar |  TodoMTB.com

 
¿Te ha parecido interesante? Pulsa "Me gusta".


MOUNTAIN BIKE NEWS